Sushi Iberico
Todo sobre el sushi en España y un poco más…

Pink Sushiman

Este aparentemente maravilloso pero pequeño kaiten sushibar, que podemos encontrar en pleno corazón de Madrid,  goza de una popularidad gracias al diseño vanguardista, que no cabe la menor duda, esta inspirado, por no decir que es una vulgar copia en versión mejorada, de la famosa cadena londinense Yo Sushi! que se está expandiendo a nivel internacional de manera abrumadora, sin embargo, la replica se queda únicamente en el diseño y por supuesto el concepto de negocio, porque lo que es la comida deja mucho que desear, a lo mejor satisfará a los que se inician en el arte del sushi, que no es precisamente lo que se encuentra aquí, y se dejan llevar por su atractiva apariencia, pero no al que conoce el sushi de antemano.

Digo atractiva, ya que de verdad, el diseño es bastante llamativo y muy poco característico de los sushibares de la capital ibérica, creo que puede ser el único elemento diferenciador de este local, aunque a veces muy poco práctico, como en el caso del techo y una pared llena de laminas superpuestas de acero inoxidable que simulan fantásticamente escamas de pescado, queda muy fashion, el personal está vestido de muy buena forma, aunque casual, los baños se encontraban muy higiénicos, eran espectaculares y más aún si te gusta el manga, no obstante, si te sientas en una de las esquinas o rincón del sushibar, tendrás que recorrer todo el local para poder acceder a ellos.
Por otro lado, tanto la cocina caliente como la elaboración del sushi esta a vista del comensal,  todo el sushi recorre la superficie completa del local mediante su kaiten (cinta giratoria) en platos debidamente preparados y sellados con una cúpula de metacrilato, para evitar una contaminación cruzada, se seque tanto el arroz como el pescado al dar vueltas, a demás, de salvar las piezas de sushi de un posible cultivo de gérmenes, por otro lado, la comida caliente, como los platos de carne y tempura se les ordena directamente a los camareros para que los cocineros ubicados al final del sushibar, la elaboren bajo pedido o comanda.
Si no encuentras lo que quieres en el kaiten, también se le puede hacer peticiones de sushi al personal de sala, y muy amablemente le trasnmitirá al sushiman las mismas, que más que un artista de los cuchillos en un ensamblador de makis, porque cuando le pedí un gunkan de masago (una especie de nigiri de huevas de capellan), no sabía de lo que estaba hablando, ni la camarera, ni el supuesto sushiman, , cosa que en mi caso resulto un poco sorprendente, digo, el que nadie sepa, en el sushibar, que es masago, se pude permitir a lo mejor que la camarera no lo sepa, pero el sushiman???? ustedes me dirán, por tanto es mejor limitarse a comer lo que se encuentra girando.
En cada puesto de la barra hay grifos de agua (ignoro si es del “AYUN”) pero por el autoservicio con relleno gratis incluido, te cobran 1 euro, debe ser para amortizar el sistema de tuberías porque a nivel de costos, sale mejor pedirle una jarra de agua al camarero que servirse uno mismo con el bendito aunque buen e innovador sistema.
Los precios son para tener cuidado, aunque al principio se visualiza el contenido de una simple carta con platos extrañamente económicos para ser sushi, puedes ver claramente la franja  de los precios, que va desde los 1,50 euros hasta los 4,50 euros por plato, debidamente identificados con colores, la proporción del plato es minúscula, por lo general no tiene más de tres piezas cada uno, con lo que para satisfacer el apetito hay que seleccionar más platos de lo que normalmente comeríamos en un sushibar convencional, y sin darte cuenta, nos percatamos de que a la final pagamos más por menos, si no tenemos cuidado, que por cierto, para poder pagar hay que levantarse y hacer cola en la puerta de salida.

Claro está, el precio se encuentra determinado por el tipo de producto, no es lo mismo degustar un hosomaki de pepino que un nigiri de atún, no obstante si no eres conocedor, resulta difícil  saber el contenido de cada plato que circula por la cinta.  
Lo malo de esto, y resulta indignante, para el conocedor de la materia, es que sabemos que por lo general los kaiten sushi que no tienen ética, ponen a circular las materias primas de las cuales el sushibar tiene que salir de ellas, con el propósito de evitar su posible merma o perdida (por no darle salida) con lo cual muchas veces podemos comer productos a punto de caducar y que no se encuentran 100% frescos.  Espero este no sea el caso…
 

Tipo de local: Kaiten

Tipo de Sushi: Fast Food
Ambiente: moderno
Diseño: Fashion
Atención: Normal
Precio: 25 euros por persona
Otros Servicios: Take Away y variedad de Menús
Día de cierre: No cierra
Dirección: Caballero de Gracia 8, Madrid
Teléfono: 91 360 56 08
Valoración: 2
 

Una respuesta to “Pink Sushiman”

  1. Estupendo restaurante, si señor. HE ido varias veces y me ecanta, tanto el diseño como la comida.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: